LA CAUSA SE RESOLVIÓ EN DOS SEMANAS: PRISIÓN EFECTIVA POR UNIFICACIÓN DE PENAS

El fallo de Ongaro fue dictado como consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, la defensora oficial Paula Lorena Arrigone y el imputado, un albañil de 31 años que admitió su culpabilidad

La jueza de audiencia, Alejandra Flavia Ongaro, condenó a Roy Ardiles, como autor material y penalmente responsable del delito de robo simple en grado de tentativa, a un mes de prisión; le revocó la condicionalidad de una pena anterior y le unificó ambas en una pena única a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo bajo la modalidad de semidetención con prisión nocturna. El caso, que se inició por el procedimiento de juicio directo pues el acusado fue detenido in fraganti, se resolvió en dos semanas.

El fallo de Ongaro fue dictado como consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado alcanzado entre el fiscal Facundo Bon Dergham, la defensora oficial Paula Lorena Arrigone y el imputado, un albañil de 31 años que admitió su culpabilidad.

Las partes también convinieron que la sanción la cumpla en la comisaría de Eduardo Castex. La damnificada, a pesar de varios intentos, no pudo ser ubicada para conocer su opinión sobre la resolución del conflicto por esta vía alternativa. Ella ni siquiera compareció a la audiencia de visu.

En el legajo se probó que el 28 de julio, a la madrugada, Ardiles intentó ingresar a un comercio de esa localidad “con fines de sustraer elementos de su interior”, luego de “forzar la cerradura de la puerta de ingreso con un trozo de madera”.

En esas circunstancias fue observado por el personal policial que se encontraba de recorridas, por lo que fue aprehendido a metros del lugar cuando intentaba huir.

El imputado ya había sido condenado por el entonces juez de control, Fernando Rivarola, el 8 de agosto de 2016, a seis meses de prisión de ejecución condicional, por el delito de lesiones leves agravadas por la relación de pareja.

En ese otro abreviado se demostró que el 23 de octubre de 2015, Ardiles había interceptado a su ex pareja en la vía pública, también en Castex, y “sin mediar palabras la tomó fuertemente del brazo, la tiró al piso y la golpeó en su pierna, ante lo cual la víctima comenzó a gritar y el imputado se retiró del lugar”.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*