Dos años de prisión de ejecución condicional o en suspenso e inhabilitación especial de tres años y seis meses

El fallo fue dictado en el marco de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por el fiscal Hernán Cecotti, el  defensor particular Carlos Pedro Febre  y el imputado quien admitió su responsabilidad en el hecho

juez gilardengui

El juez de control de General Pico, Alejandro Gilardenghi,  condenó hoy  a Jonathan Daniel Trombetta, de 30 años de edad, como autor material y penalmente responsable  del delito de  lesiones graves culposas, agravadas por haber sido ocasionadas por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor y por conducir con un nivel de alcoholemia superior a un gramo por litro de sangre; a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional o en suspenso e inhabilitación especial de tres años y seis meses para conducir vehículos con motor y/o cualesquiera que requieran habilitación para ser conducidos.

También le impuso las siguientes reglas de conducta  por el término de  dos años: fijar domicilio y someterse al control del Ente de Políticas Socializadoras y Unidad de Abordaje; asistir a un curso de educación y capacitación para la conducción de vehículos automotores y con motor en la vía pública  y someterse a la observancia de las reglas de conducta por el juez de ejecución penal, y al cuidado y contralor del Ente de Políticas Socializadoras.

El fallo fue dictado en el marco de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por el fiscal Hernán Cecotti, el  defensor particular Carlos Pedro Febre  y el imputado quien admitió su responsabilidad en el hecho.

La víctima, al ser informada sobre el acuerdo por el Ministerio Público Fiscal, prestó su total conformidad.

Con las pruebas ofrecidas en el legajo , el juez dio por probado que el 19 de abril de este año,   el imputado Trombetta se conducía alcoholizado (con 1,47 gr/l de alcohol en sangre) a bordo de un automotor por calle 13 entre 40 y 44, y colisionó a un hombre  que se trasladaba en forma pedestre sobre la cinta asfáltica de calle 13,  en igual sentido y dirección que el automotor. Como consecuencia del siniestro la víctima sufrió politraumatismos y fractura de brazo izquierdo,  de acuerdo al certificado expedido por un profesional médico.

El juez evaluó en la sentencia que” con la decisión acordada por las partes se garantiza una respuesta judicial rápida y efectiva, dado que aún en el hipotético caso de finalizarse el proceso de un modo ordinario, en un eventual juicio oral y público -y no con la salida alternativa que aquí se presentó-, la sentencia que recaería, (…) sería similar o idéntica a la acordada por las partes.”

También agregó que “la pena de prisión puede ser dejada en suspenso toda vez que el imputado no registra condenas anteriores”.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*