UN SIMULACRO QUE CONCLUYÓ CON UNA ABSOLUCIÓN

Este fue el octavo año consecutivo que el Superior Tribunal de Justicia organiza esta clase de simulacros entre estudiantes secundarios

Con la participación de unos 60 alumnos secundarios de tres escuelas de Rolón, Eduardo Castex y Santa Rosa se realizó hoy, en el Centro Judicial, un simulacro de juicio, en el marco del programa “Educación + Justicia”, que el Superior Tribunal de Justicia promueve como una forma de acercamiento real a la Justicia de estudiantes que están cerca de cumplir la mayoría de edad.

En la simulación, los alumnos del Colegio “Ramón Rodil”, de Rolón, ocuparon el rol de jueces; los del Centro Polivalente de Arte, de Santa Rosa, el de fiscales; y los del “Juan Humberto Morán”, de Eduardo Castex, cumplieron la función de defensores.

Se trató de un caso real –con variaciones de nombres y circunstancias–, en el que una mujer fue atacada y golpeada por un hombre para sustraerle un celular. La causa fue caratulada robo agravado por haberle ocasiones lesiones graves a la víctima y el tribunal terminó absolviendo al “imputado”, una estudiante del Polivalente que se caracterizó como un varón de 42 años, con el cabello entrecanoso, bigotes y tatuajes en los brazos.

De hecho, al final de la actividad, que se extendió durante dos horas, la jueza de control, María Florencia Maza, y la defensora oficial, Paula Arrigone, felicitaron a los participantes y destacaron el interés y la responsabilidad que mostraron para cumplir con esta propuesta pedagógica del STJ:

Además de esas funcionarias, que actuaron como tutoras de las escuelas de Rolón y Santa Rosa, respectivamente; el colegio de Castex estuvo asesorado en el debate por la fiscala Cecilia Molinari. Previamente había colaborado con ellos, su par castense Sebastián Mendiara. También prestó colaboración con la organización del juicio la fiscala María Cecilia Martiní.  

Alumnos.

El presidente del tribunal fue el alumno de la escuela “Ramón Rodil, Rodrigo Nahuel Alvarado, quien estuvo acompañado por las juezas Evelyn Rodríguez y Yanela Jazmín Torres. El resto de sus compañeros (Paola Martins, Santiago Otero, Iara Aguirre, Celeste Arévalo, Milagros Díaz, Candela Merlo y Marcos Uranga) actuaron como un jurado popular y fueron los que declararon inocente al acusado. El grupo fue acompañado por las docentes Elisabeth Wurch y Jimena Vicens.

Entre los estudiantes del colegio “Juan Morán” hicieron de fiscales Catalina Gebruers Robles y  Nicole Ruman. Ellas llevaron a la audiencia una campera, una gorra y una lata de cerveza, como pruebas para incriminar al imputado.

Sus testigos fueron Celeste Bazán, Santiago Benvenuto, Melany Birocco, Milagros Cáser, Luisina Formaggio, Eliana Gaiottino, Nadia Godoy, Evelin González, Candelaria Guardamagna, Larisa Tamagnone, Yanina Urquiza, Marianela  Gracia, Julián Gundín, Micaela Huinchinao, Laura Iruretagoyena, Ana Nicola, Roberta Nicola y Sebastián Sueldo. Algunos que declararon como médicos y bioquímicos fueron vestidos con guardapolvos blancos. Junto a ellos asistieron los docentes Jorge Videla, Adriana Alejo y Belén Erro.

A su vez, las defensoras del Polivalente fueron Nicole Barros y Serena Condori y Micaela De Naro fue la estudiante que se “lookeó” de acusado. El resto de las compañeras y compañeros que intervinieron en el proceso fueron Josefina Cuffini, Agustina Fortassín, Yoselí Muñoz, Estefanía González, Milagros Simón, Valentina Ghiglione, Lourdes Pichiñán, Dasha Gautier, Roberto Folgestein, Nadia Chandía, Felipe Navarro, Lucía Santomartino, Julieta Mazza, Rosario Orueta, Lourdes Urreaga, Jeremías Gadán, Luciana Aguilera, Selena Moreira y Lucía Delle Camelie. El grupo trabajó el tema con la docente Sandra Passarello.

Este fue el octavo año consecutivo que el Superior Tribunal de Justicia organiza esta clase de simulacros entre estudiantes secundarios. En julio se desarrolló otro en General Pico y para fines de año están previstos dos más.

El programa “Educación + Justicia” tiene como objetivo que jóvenes próximos a cumplir la mayoría de edad tengan un mirada real de cómo funciona la Justicia, conozcan cuáles son las actividades cotidianas que desarrollan los magistrados, funcionarios y empleados y tomen conciencia de lo que significa el valor justicia.

Para ello incluye varias propuestas, como concurrencia a juicios, exhibición de un video con una audiencia real editada, charlas en los establecimientos educativos, los simulacros y visitas guiadas en Santa Rosa y General Pico.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*