Cinco años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento

Juez Pellegrino

El juez de audiencia de juicio de General Pico, Federico Pellegrino, condenó  a Leonardo Gabriel De Armas, de 28 años, como autor material y penalmente responsable del delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no ha sido acreditada, agravado por la participación de un menor de edad”;a la pena de cuatro años de prisión, que unificada con lo que le resta cumplir de una  sentencia anterior -del Tribunal Oral en lo Criminal Federal- compone una pena única de cinco años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento. Además le revocó la libertad condicional y lo declaró reincidente.

Por el mismo hecho,  declaróla autoría y responsabilidad penal a un menor de 17 años, por la comisión del delito de “robo agravado por el uso de arma de fuego”.

El hecho que quedó demostrado en la causa ocurrió el día 8 de marzo del corriente año, cuando ambos imputados ingresaron a un local comercial dedicado al rubro despensa y pollería de ésta ciudad, exhibiendo armas de fuego, redujeron a  los dos empleados bajo amenazas y sustrajeron  la cantidad aproximada de treinta mil pesos y atados de cigarrillos, para posteriormente darse a la fuga cada uno en una bicicleta.

El magistrado agregó en el fallo que “el rápido accionar policial permitió establecer la identidad de los autores (…), sumado a la obtención de imágenes de las cámaras de seguridad de viviendas particulares cercanas al lugar del hecho y el relato de los damnificados”.

El juicio oral se desarrolló durante la jornada del 17 de noviembre pasado, con la actuación unipersonal del juez Pellegrino,  la intervención de la fiscal María Verónica Campo, en la defensa del imputado Leonardo De Armas el defensor particular Mauricio Racca y  en la del menor imputado, el defensor oficial Walter Vaccaro.

En los alegatos finales, la fiscal manifestó que el imputado Leonardo De Armas tiene antecedentes penales y que al momento del hecho estaba gozando de la libertad condicional, otorgada por el Juzgado Federal. La última condena es del año 2016, donde se lo condenó a cuatro años de prisión más multa y se le otorgó la Libertad Condicional el 12/06/2018, vencimiento de la pena 07/04/2020, razón por la cual la fiscalía solicitó que se lo condene a la pena de cinco años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento unificando con lo que le resta cumplir de la pena anterior, es decir como pena única la pena de cinco años y seis meses, con expresa declaración de reincidencia. En referencia al menor de edad, solicitó que se declare la responsabilidad penal, continuando  el proceso en el Juzgado de Familia.

Por su parte los defensores de los imputados, solicitaron la absolución.

El juez tuvo en cuenta como pautas atenuantes para la fijación de la pena de Leandro de Armas, que es una persona joven y su nivel socio-cultural y “por el contrario, como elementos agravantes, la naturaleza del hecho cometido y el peligro causado, que conjugadas con los mínimos previstos para la figura achacada, que a su vez se encuentra incrementada en un tercio por la participación de un menor, resulta que la pena de cuatro años de prisión aparece como justa, racional y proporcional.” Teniendo en cuenta que el imputado cuenta con antecedentes penales,  el magistrado  expresó que “la comisión del presente hecho, 8 de marzo de 2020, ocurrió mientras se hallaba gozando de aquella libertad condicional, evidenciando que la prevención especial sobre el mismo, no ha causado los efectos deseados”.   Y dispuso “aplicar la pena unificada de cinco años y seis meses de prisión, (…) que necesariamente deberá ser de cumplimiento efectivo, debiendo revocar la libertad condicional otorgada oportunamente y declarando al imputado reincidente”.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta