Cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento para Ramón Ignacio Ortiz

Este hecho fue el que tuvo gran repercusión en nuestra localidad cuanto se tirotearon con el personal policial, allá por el mes de octubre del año pasado.

Todo se desarrolló por una gresca de vecinos y al  llegar al lugar la Policía se encontró con una persona herida a quien se la llevó hasta el Hospital.

Posteriormente, regresaron al domicilio donde se desarrolló todo para demorar a los agresores, que eran cuatro hombres mayores de edad, uno de ellos vecino del damnificado.

Pero los agresores se dieron a la fuga en un automóvil Renault 19. Seguidamente la Policía los interceptó en calle Estrada y 25 de Mayo, pero cuando el personal dio la voz de “alto”, los agresores hicieron marcha atrás a gran velocidad e impactaron el móvil policial.

A su vez, efectuaron dos disparos desde el interior del rodado. La Policía también respondió con disparos de arma de fuego, nuevamente, los agresores se dieron a la fuga abandonando su vehículo en una quinta, donde fueron detenidos.

El juicio

La jueza de audiencia de juicio de General Pico, María José Gianinetto, condenó a Ramón Ignacio Ortiz, de 31 años, como autor material y penalmente responsable de los delitos de “lesiones leves, amenazas simples, resistencia a la autoridad, abuso de arma de fuego y portación de arma de fuego de uso civil sin autorización legal agravada por registrar antecedentes penales por delito doloso contra las personas”; a la pena de cuatro  años de prisión de efectivo cumplimiento, con expresa declaración de reincidencia.

La sentencia fue dictada en el marco de un acuerdo de juicio abreviado, solicitado por el fiscal Guillermo Komarofky,  el defensor particular Jerónimo Altamirano y el imputado- quien se encuentra detenido en prisión preventiva. Los damnificados, al ser informados sobre los alcances del acuerdo arribado por las partes, prestaron su conformidad.

Las pruebas aportadas en el legajo permitieron corroborar que el 11 de octubre de 2020, el imputado se presentó junto a otra persona en el domicilio del damnificado, en la localidad de Intendente Alvear y le manifestó desde el exterior de la vivienda  “te vamos a cagar a palo… no te metas en la quinta… te vamos a prender fuego la casa…”.

Ante tal situación el damnificado abrió la puerta de su domicilio, circunstancia que fue aprovechada por el imputado para intentar introducirse en la morada, siendo impedido por la víctima, por lo que inmediatamente comenzó a agredirlo con golpes de puño.

El damnificado logró escaparse en su bicicleta y regresó minutos más tarde a su vivienda junto a  un amigo y posteriormente su madre. En el lugar estaba siendo esperado por Ortiz y  dos personas más. 

Nuevamente Ortiz comenzó a agredir físicamente con golpes de puño al damnificado, debiendo interceder  el amigo, el padre y el hermano de la víctima quienes lograron dispersarlos.

Ante ello, Ortiz, quien se encontraba acompañado de otros dos sujetos, comenzó a amenazar verbalmente a la madre del damnificado, diciéndole que no se metiera, que iban a quemar la casa de su hijo y que le iba a pasar lo mismo a ella, lo cual le causó mucho temor, e inmediatamente efectuaron dos disparos con arma de fuego.  Ortiz se dio a la  fuga en un vehículo Renault 19 conducido por otra persona.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta