Ocho años de prisión de efectivo cumplimiento

El juez de audiencia de juicio de General Pico, Federico Pellegrino, condenó a un hombre de 28 años, por considerarlo autor material y penalmente responsable de los delitos de “abuso sexual simple, agravado por la guarda, como delito continuado y abuso sexual con acceso carnal, agravado por la guarda, en concurso real”;a la pena de ocho años de prisión de efectivo cumplimiento.

El juicio se desarrolló en la localidad de Victorica, el 25 de febrero del corriente año, con la asistencia del juez Pellegrino, la fiscal de la cuarta circunscripción judicial Alejandra Moyano y el defensor particular Luis Emilio Martín.

La víctima,  de 14 años de edad en la actualidad, en el marco de un taller sobre educación sexual, recurrió a la docente y psicóloga  a cargo del mismo para contarle que cuando tenía entre 7 y 8 años de edad, resultó abusada sexualmente por parte del  hermano de la pareja de su madre. La menor “encontró en la docente la confianza necesaria para mitigar su pesar y poder exteriorizar la situación traumática que había vivido”,  manifestó el juez al respecto.

Posteriormente el Equipo Técnico del colegio secundario al que asiste la menor realizó la correspondiente denuncia y su madre ratificó la misma.

El juez manifestó en el fallo que “el imputado se hallaba al cuidado de las menores- la víctima y su hermana-, en oportunidad que la madre de las mismas concurría a trabajar, esas circunstancias, eran aprovechadas para someter sexualmente a la pequeña damnificada”.

En referencia a los tocamientos realizado a la menor, el magistrado expresó que “habré de coincidir con la representante del Ministerio Público Fiscal, estableciendo la ocurrencia de abusos sexuales simples agravados por la situación de guarda, como delito continuado, acreditándose la repetición y reiteración de abusos en el tiempo y su imposibilidad de determinación en su cantidad, encontrándose presente los requisitos necesarios para su configuración, pluralidad de acciones, realizadas en un espacio de tiempo descripto, con una misma víctima, con identidad de bien jurídico lesionado y un modo semejante de comisión”.

Y en referencia a un hecho, el juez expresó que “así también se configura el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda, en el hecho relatado por la menor”.

Últimas noticias

Se el primero en comentar

Deja una respuesta